martes, 30 de marzo de 2010

40 años de motorismo

 
A mis 54 años solo hay cuatro fechas de las que recuerde el día de la semana que era: mi boda, el nacimiento de mis hijas y ............. mi debut como motorista.
Hoy 31 de Marzo (fué un martes), se cumplen 40 años del estreno de mi primera moto, una Bultaco Lobito MK3 75.
Han pasado muchos años y experiencias, pero las motos, que se convirtieron en mi primera afición, siempre me han acompañado desde entonces, en una época, de forma superintensiva, ahora de forma más tranquila.
Una muestra de la primera época podría ser la ocasión en la que, nada más llegar a casa de Eugeni, viniendo de correr ambos un Trial del Campeonato de España valedero para el Trofeo Senior, celebrado en Lugo, después de una paliza de 1.100 km (más 1.100 de ida) a bordo de un Jeep a 80 km/h, lo primero que hicimos fué, descargar las motos, ponernos las botas y !!lloviendo¡¡ salir a entrenar, tal era el hambre de moto que llevabamos encima.
1976 / X Trial de Reyes (Canyamars) / Campeonato de España, categoría Junior
Es una afición completísima, con múltiples facetas: la deportiva, con las diferentes técnicas de conducción, preparación y esfuerzo físico y mental, estrategias de carrera; la mecánica, inacabable pero en general asequible; la del equipamiento personal y protección, etc. También la de simple esparcimiento, paseo, excursión y como no, la del coleccionismo. No es importante la edad de la moto y hay para todos los presupuestos.
Se desarrolla en escenarios cambiantes, en casi todo tipo de situaciones meteorológicas, solos o en compañía, ya sea pilotando o compartiendo experiencias. 
Es independiente de edades, formas de pensar y de actitudes ante la vida, es una afición universal.
Pese a que es un deporte en el que se depende de un elemento mecánico, en la mayoría de los casos, exceptuando los niveles más altos, la moto no es el elemento decisivo, especialmente en tierra.
Si bien son objetos mecánicos relativamente sencillos, los fundamentos técnicos sobre los que se basa el equilibrio dinámico del conjunto máquina-piloto son complejísimos, muchísimo más que los de un automóvil; pese a esto son relativamente fáciles de llevar.
1981 / I Dos Días Internacionales T.T. (Sitges) / Campeonato de Europa, categoría Senior
Y aunque las sensaciones de conducir una moto se graban de forma permanente e indeleble en nuestra memoria, creando una de las adicciones mas sanas que conozco, ni siquiera esto es imprescindible; se puede sentir esta pasión sin ni siquiera llevarlas.
Muy importante y que se deriva de todo lo que explico: el margen de mejora y superación  es ..... I L I M I T A D O, que para mí es lo que engancha.
1987 / Alella / Excursión con Lourdes
Pero lo mejor de todo es que en un cóctel con tantos ingredientes, nosotros podemos preparanos la combinación que nos de la gana, hasta conseguir nuestra mezcla perfecta e ideal, que podemos adaptar y cambiar como y cuando queramos, pero que siempre es irresistible, tanto que hasta yo estoy sorprendido de como se puede reconvertir la forma de vivir esta afición; francamente nunca me hubiera imaginado que un blog me sirviese para ayudarme a disfrutar de la moto y encima seguir haciendo amigos.
Y ya que hablamos de cócteles, mi favorito ahora tiene 2/5 de tierra y naturaleza, 2/5 de amistad y 1/5 de adrenalina, servido siempre en una mecánica ágil y ligera.
2009 / Off Road Basella (Basella) / Concentración de clásicas
PD: cuando ya tenía escrita esta entrada, una circunstancia triste ha embargado el pequeño momento de celebración de este aniversario, la desaparición de quien ha sido mi más fiel compañero en las tareas de restauración de motos, mi querido perro Boris, un cruce de Setter y Labrador que ha pasado muchas horas haciendome compañia mientras yo limaba, agujereaba, decapaba, desmontaba, etc.


domingo, 28 de marzo de 2010

Sherpa T 49 - Pintado (I)

He acabado de decapar la palanca de freno, la tija inferior y el basculante, dando un último repaso de acabado al del chasis, matizando todas las superficies con lija 280.
Antes de dar la imprimación, limpio con disolvente de tipo universal todas estas piezas, es curioso pero aunque aparentan estar perfectamente limpias, en la primera pasada el trapo sale muy sucio. En el primer chasis que pinté, no desengrase el metal (parecía tan limpio) y cuando estaba todo acabado, con el más mínimo roce, la pintura saltaba, no tenía adherencia.


Protejo con cinta de papel lo que no se debe pintar, tambien lo hago con los casquillos de latón, no encuentro la ficha técnica de la pintura y recuerdo con claridad que no se puede aplicar sobre aluminio, así que por si acaso tapo (la he encontrado más tarde y veo que no era necesario). Utilizo una vieja "burra" para colgar todas las piezas en plan parada de mercado y riego el pavimento para evitar que se levante polvo y tambien para que el polvo de pintura no se quede adherido al suelo.


Utilizo imprimación Akzo Washfiller 590, de dos componentes. Se dan tres capas húmedas dejando un tiempo de evaporación entre capas de 5-10 minutos, por lo que cuando he acabado con la última pieza, casi puedo dar la siguiente capa en la primera. Como tiene un acabado mate y seca muy rápido, tengo que fijarme bien que es lo que pinto, porque  la luz exterior me deslumbra un poco y en la segunda y tercera capas cuesta un poco distinguir lo pintado de lo repintado.


En la parte superior del chasis tapo una pequeña parte para mantener una muestra del color original.



jueves, 25 de marzo de 2010

Lobito MK3 - Pintura (I)

Llevamos la Lobito al Off Road de Basella, así que aproveché para pintar las piezas que estaban con imprimación, pues parecían sacadas de una BMW del Afrika Korps.
Eliminé la matrícula pintada en el guardabarros delantero con quitapinturas (cloruro de metileno), lo probé con una pistola de aire caliente, pero estaba tan seca que ni se inmutaba.
El escape necesita un par de soldaduras, así que no me maté, le dí un par de capas finas de pintura negro mate, por decir algo. Parece mentira que se puedan describir como "mate" acabados con niveles de brillo tan diferentes. Me quedaba un resto de pintura anticalórica Felton, para mí muy correcta, así que para no quedarme el domingo a medias compré un bote de Titán. De entrada, la boquilla parecía de gotelé, porque tiraba pintura como una manguera, quedando una capa muy gruesa, que acentúaba aun más un negro satinado-brillante. Tuve que dejarlo sin acabar y esperar una semana. Finalmente lo terminé con un spray Dupli-color, este si, "mate", pero también con un acabado distinto a los dos anteriores.

Pinto las piezas pequeñas: piloto trasero, faro y caja de herramientas. Primero las he decapado con un cepillo de alambre, uno de mis gadgets favoritos, las desengraso bien con disolvente universal, aplico dos capas de imprimación fosfatante y otras dos de pintura, ambas bicomponente de Akzo.


En uno de los anclajes del faro debió quedar una zona sucia, porque la pintura ha hecho en una parte, piel de naranja; esto junto con una inoportuna racha de aire, ha requerido pasarle lija 400 a todo, cuando con este tipo de pintura no es necesario lijar siempre que no dejes pasar más de 20 minutos entre capa y capa. Finalmente puedo solucionar el problema.


Todas los productos de pintura son Akzo (multinacional especializada en automoción), que se pueden conseguir en distribuidores.
Materiales utilizados:
Imprimación y endurecedor (botes de 1 litro)
Pintura (cantidad mínima 0,1 litro) y endurecedor (bote de 1 litro)
Disolvente universal
Compresor y pistola de retoques
Inventos varios: trozos de perfiles atornillados a las piezas para poder manejarlas con la mano sin tocarlas.

Este es el aspecto con las piezas pintadas en el Off Road 2009 de Bassella. Fué su primera prueba de campo y me deparó una agradable sorpresa, porque el cilindro parece ser de la S100, o sea un tiro,.... para lo que es la moto, que la rueda trasera patine acelerando en segunda es todo un logro.


Queda dar un repaso al volante magnético, reparar las barras de horquilla y los amortiguadores originales que tengo y soldar un par de cosas de los silenciadores. Esto lo haré aprovechando el último desmontaje para pulir-zincar-pintar, pero todo esto ya es la última bajada, y muy suave, antes de llegar a meta.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Classic Moto - Circuito del Jarama - 24-25/Abril/2010


Los próximos 24 y 25 de Abril de 2010, se celebra en el Circuito del Jarama la segunda edición del Classic Moto, unas jornadas abiertas a todas las motos de más de 120 cc de carretera y competición, construidas hasta 1983.
Asistiran !!7 campeones del mundo¡¡: Giacomo Agostini, Phil Read, Carlos Lavado, Steve Baker, Champi Herreros, Dieter Braun y Rod Gould, además de Pentti Korhonen, Alan Cathcart, Bruno Kneubühler, Mick Grant, etc.
Las inscripciones se cierran el día 31 de Marzo.
Todo promete un fin de semana !inolvidable¡, visitad la web, vale la pena.


domingo, 21 de marzo de 2010

Sherpa T 49 - Decapado

Hoy le ha tocado al chasis, tenía que sanear unas zonas oxidadas en las que la corrosión había llegado a exfoliar ligeramente el hierro, produciendo una "hinchazón" de 1 mm. más o menos.
La peor es la de los tubos laterales que están en contacto permanente con las botas y los roces con el terreno, cuya pintura aguanta dos salidas; lógicamente es la zona más desprotegida y donde se ha oxidado más a fondo.


La otra es la del arco que cierra el chasis en la parte posterior.


Para eliminar una capa de oxido como esta he utilizado un disco de láminas de lija que permite adaptarse bastante bien a la curvatura del tubo, porque los discos tipo amoladora, por blandos que sean, enseguida aplanan la curva.
En principio quería quitar solo el óxido de estas dos zonas y llevar el chasis a chorrear, pero luego he tenido un peligroso ataque de "yaque". Ya que he decapado esto, sigo un poco más, ... bueno ahora hasta la estribera, ... ya que he llegado hasta la estribera, hago la parte inferior ...... total que lo he hecho entero; una especie de impulso Forrest Gump restaurador.
En fin, para facilitar el trabajo he empleado el soplete de gas butano, con el que la pintura pierde adherencia y sale más facilmente.

La zona del anclaje de la estribera, después del tratamiento.

Y el arco trasero.


Dado que el disco de láminas de lija deja la superficie demasiado afinada, lo que perjudica la adherencia de la pintura, cuando he terminado paso el cepillo de alambre y finalmente una lija sobre espuma. En la foto se ve el lado izquierdo antes del acabado final y el lado derecho totalmente terminado.
¿Lo mejor de todo en ese momento?, mientras eliminaba la pintura ha ido apareciendo reluciente la mítica cifra "49". Salvando todas las distancias que se quiera, por un momento he podido intuir lo que debe sentir un arqueólogo cuando saca a la luz una pieza.


Aquí el chasis decapado por completo, falta hacer una ultima limpieza con disolvente y podré dar la imprimación.

Para esta jornada he usado un soplete de gas butano con boquilla estandar, el taladro con varios discos de alambre latonado, otros de fibra especiales para decapar, una lima circular fina para las anillas guiacables y una espuma recubierta de lija esmeril.


miércoles, 17 de marzo de 2010

Lobito MK3 - ITV


Finalmente en Septiembre de 2009, se ha pasado la ITV. Ha sido un poco complicado, la moto estaba de baja por desguace, así que ha habido que volverla a dar de alta con duplicado de papeles y cambio de titular. Como en Tráfico no guardaban ningún tipo de documentación sobre este modelo, se ha tenido que hacer un informe de un ingeniero, completado el día de la inspección con los datos que obtuvieron de mi manual del propietario, del que fotocopiaron los datos técnicos. Allí mismo tuve que montar un reflectante del remolque, fijado con cinta aislante debajo de la matrícula, pues no sabía que se necesitaba y el piloto Gemo no lleva este dispositivo. Empezaron a medir, pesar (en vacio y con piloto y pasajero), mirar tamaños de rueda. Con lo que me costó encontrar una medida adecuada de neumático delantero, comprobando fórmulas de cumplimiento de la norma y casi podría haberles colado lo que hubiera llevado. Eso si, fueron muy amables y poco exigentes. Funcionaba todo, pero ..... no a la vez; si accionaba el claxon, bajaba la intensidad de luz hasta hacerse imperceptible; para la próxima ITV ya estará resuelto.

  
   
Se cerraba un círculo 33 años y medio después.

lunes, 15 de marzo de 2010

Sherpa T 49 - Piezas para zincar y cromar (II)

Este fin de semana ha sido intenso, debe haber sido por que nos ha llegado un frente frío desde la meseta y nos ha contagiado una actividad de fin de semana inusual. Estanis Soler ha venido a buscar una Ossa Desert Phantom 250 de mi cuñado Salvi, para incorporarla a la exposición del Museo de Bassella "Eternas rivales". Hemos trabajado en la restauración de otra moto de Salvi, una Ossa Phantom 125 y yo he proseguido con la preparación de piezas para zincado y cromado. El otro día hice lo más llevadero, hoy ha tocado lo más pesado, las piezas pequeñas. Para ello he utilizado la técnica de José, con el taladro fijado en la mesa y aguantando las piezas a mano; es mucho más rápido, solo tiene una pega, me como los guantes, pues el cepillo de alambre acaba desgastando la piel, al final he utilizado unos viejos y tema solucionado.
Hay multiples definiciones del tiempo, en Wikipedia deben estar todas, pero independientemente de la que elijamos, la entendamos o no, sus efectos los tenemos delante nuestro.


Y nuestra ilusión como restauradores es paliar parte de sus efectos, quitandole las arrugas (oxido, mugre, hilas cepillo).

Para conseguir finalmente esto


Tensores de cable, antes y después


El cepillo ha dicho basta al quedarse sin alambres, por lo que no he podido seguir, pero lo ha hecho en el momento oportuno, veinte minutos antes de la salida del GP de Bahrein. Como aficionado a la F1, hoy es un gran día para mi; me hice ferrarista con doce o trece años, en una época en la que Ferrari no ganaba nada, me hice Alonsista cuando este corría con Minardi y tampoco se comía un rosco. Verlos ahora a los dos juntos es un sueño hecho realidad.
PD: el equipo de fútbol que despierta mis simpatías (nada forofistas) desde pequeño, casi nunca gana nada, así que espero compensar sequías.

PD-2:

sábado, 13 de marzo de 2010

Restauración Ossa Phantom 125 de Salvi (I)

El viernes mi cuñado Salvador fué a recoger una Ossa Phantom 125, una moto con muy pocas unidades fabricadas, que se encuentra muy entera, tan solo le faltaba el guardabarros delantero; para las fotos le hemos colocado uno nuevo para ver que aspecto tenía. El antiguo propietario era de los que tienen gustos, digamos que, de amplio espectro, porque había repintado el chasis de esta maravilla (originalmente de color negro) de color blanco, azul y amarillo !toma castaña¡.



Pese al arcoiris cromático, la moto tiene todo original, por lo que no hay que buscar ni una sola pieza, solo reponer juntas, silentblocs, aparte de los trabajos normales de restauración. Incluso conserva unos originalísimos grifos de gasolina, con cierre por asiento, como uno de agua doméstico tradicional.
Esta moto es de 1974 y contemplandola se aprecian unas soluciones en la parte ciclo avanzadas para aquellos años. El chasis tiene el núcleo central que rodea el motor realizado con tubos de una sección sensiblemente mayor que los de la parte posterior, lo que evidencia un concepto moderno para su época, al agrupar el máximo peso posible en la parte central, que se completa con un basculante de aluminio de muy bella factura y unos amortiguadores muy inclinados; con todo ello lo que se consigue es reducir las masas suspendidas y las inercias que están provocan en el comportamiento de la moto.


Es interesante comprobar como en aquella época, cada marca desarrollaba unas evoluciones tecnológicas diferenciadas de la competencia; todo lo contrario que hoy en día. Las motos actuales dan mil vueltas a estas clásicas, menos en una cosa que a estas les sobra: PERSONALIDAD.
Y en personalidad Ossa contaba con un ingeniero al que le sobraba a espuertas: Eduardo Giró.
En cuanto a la restauración, mi cuñado Salvi tiene dos preferencias: que la moto conserve al máximo su estado original y que se haga rápido, así que para el primer día, no ha estado mal: hemos desmontado la moto entera y comprobado su estado, limpiando numerosas piezas. La moto, de entrada, se pone en marcha, lo que ya es un punto. Los amortiguadores traseros, tienen los hidraúlicos en un estado de funcionamiento correcto, tan solo a uno de ellos le falta algo de presión de gas. Forros de freno aceptables.
El domingo hemos soldado la pestaña de anclaje del escape y parte de uno de los anclajes del motor. Salvi además ha decapado el motor, chasis, caja de filtro (estaba de color blanco) y botellas de la horquilla.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Lobito MK3 - Montaje para ITV


 

Tenía que pasar la ITV en Septiembre y no quedaba tiempo para nada más que para montar. Por fin podría ver la moto ensamblada, tanto tiempo guardada en cajas. Allí se iban reencontrando viejas piezas conocidas con un largo periplo a sus espaldas con otras nuevas, afortunadamente ninguna "pieza vieja tiró de las nuevas" como comentó un mecánico a Julián. El puzzle se iba completando.

Hago soldar el guardabarros delantero de aluminio, que aun lleva pintada la matrícula original que estrené la Semana Santa de 1970. Le pido al herrero que haga los cordones sobrados, para que al pulir no tenga problemas. El trabajo es complejo, rebajar y pulir aluminio de 1 mm. de espesor sin equivocarse es !espantoso¡.

Llegó la hora de la instalación eléctrica, que era inexistente. Tenía el esquema completo que copié de la Lobito de Eugeni y es el que reproduje. La documentación de manuales y despiece no sirve para mucho. El stop del freno trasero dió algunos problemas pero al final funcionó. Este lo coloqué en el emplazamiento originalmente previsto y nunca utilizado en España (era solo para las de exportación). Originalmente no llevaba luz de freno ni resistencia para evitar picos de intensidad, por lo que hasta pasar la ITV, debía llevarla con mucho tiento, para no fundir las bombillas.
Aunque habrá que pintar el depósito, le puse unos adhesivos sencillos, llevarla sin ellos me da la misma sensación que un perro sin collar, parece abandonada.
A algunas piezas decapadas les apliqué una sola capa de imprimación, para evitar que se oxidaran. El color arena les daba una apariencia extraña, pero me daba igual.

Marcas de ajuste del 2º silencioso





.......... a la ITV

domingo, 7 de marzo de 2010

Sherpa T 49 - Piezas para zincar y cromar (I)


La jornada de hoy la he dedicado a preparar las piezas para llevar a zincar y cromar, todas las de la Sherpa y alguna más que tenía por ahí.
Elimino rayadas, oxido y pequeños golpes, mato cantos. No es un trabajo muy divertido, la satisfacción es ver el antes y el después, pero es un tiempo agradecido que se aprecia en el zincado o cromado.

Antes y después





A medida que las termino las pongo dentro de un recipiente cerrado, porque queda todo perdido de polvo, restos de lija y limaduras; y también porque al estar cerca del mar, se oxidan con mirarlas, y ahora que las superficies estan en "carne viva" evito al máximo la exposición al ambiente (adivinareis como lo he aprendido, claro).

He puesto detrás una bandeja de cartón, para evitar que ensucie el panel de herramientas, algo ha evitado, pero no lo que esperaba. En cambio la careta ha sido bastante efectiva para proteger al "restaurador" y evitar acabar con semblante de minero. El equipo de protección lo he completado, con una mascarilla de celulosa y unos guantes de piel gruesa que hace tiempo utilizo para casi todo;  estaba harto de hacerme cortes y rascadas en las manos.


Utilizo básicamente un cepillo de alambre y un disco de láminas de lija de 120, para los rincones otros dos de alambre más pequeños.

jueves, 4 de marzo de 2010

Lobito MK3 - Reparación (II)

Como la restauración de la Lobito ha quedado a medias (por culpa de la Sherpa), he querido poner al día el proceso, para establecer un hilo conductor que me sirva para cuando lo retome. He recuperado algunas fotos hechas con móvil, o sea malas, son de la época A.N.B. (antes de Nacho Bartlett) o A.F.T. (antes de Foro Texas), ahora lo documento todo al día.
En fin ...... tengo el chasis desnudo y reparado; como he lijado los puntos con más corrosión, para evitar que se vuelva a oxidar le hago una pintada de emergencia con spray, que será facilmente eliminable con el arenado.
La restauración tiene una condición restrictiva, el DNI del anterior propietario caduca en Septiembre y no quiero volverle a marear pidiendoselo otra vez, ya tuve bastante suerte entonces y no quiero tentarla más. Así que haré lo necesario para pasar la ITV y todos aquellos trabajos que no me retrasen la fecha límite. Esto supondrá dejar la moto terminada y completa sin hacer los acabados, para una vez pasada la ITV, desmontarla entera para zincar, cromar, pulir y pintar.

Limpio a fondo el depósito, que está hecho unos zorros.


Mientras, he llevado a hacer el motor: retenes, cojinetes, cigüeñal y biela, campana y discos de embrague. El pistón tiene poca holgura así que lo montaré tal como está; siempre puedo rectificar más adelante.
Las barras de la horquilla estan hechas polvo, ha saltado el cromo-duro a la altura de los retenes y presentan corrosión importante.
Como no encuentro abrazaderas del soporte del guardabarros, me las hago yo. Compro unas de poste de antena de TV, corto las roscas, que son withworth y sueldo unas de métrico 6, no quedan mal; más adelante tendré que zincarlas.
 
Alambre para fijar las piezas en posición


Una vez soldado


Después de pasar muela y lija

El guardabarros delantero, tiene una grieta a cada lado, lo llevaré a soldar.

Enderezo la palanca de freno y recupero el dentado. Hago cordones de soldadura con varilla de 2 mm, y luego paso una lima rectangular reconstruyendo el perfil original.
Paso el cepillo de alambre por la varilla de freno, levas, tirantes, tornillos, tuercas, etc. En las superficies planas utilizo un disco de laminas de lija de 180. Enderezo los golpes y rayadas del protector de carter, el aro cromado del faro. Completo el mando de luces original con uno roto que tenía guardado. De momento no he perdido ninguna pieza ni tornillo.